Saltar al contenido

El mejor sistema operativo del mundo

Una cosa es segura; el «escritorio» está muerto, es decir, los sistemas operativos tradicionales como Microsoft Windows, Apple macOS y Linux han dejado de ser relevantes y hay dos razones muy poderosas, el advenimiento de la web como plataforma para hacer prácticamente todo y finalmente la adopción de smartphones que ya llegaron a reemplazar en número las computadoras personales. ¿Siguen siendo entonces relevantes los sistemas operativos de computadora?

La irrelevancia de Windows y competencia.

Para cualquier usuario en pleno 2021 el navegador de Internet se ha convertido prácticamente en el sistema operativo, y lo que en realidad, a nivel técnico es un sistema operativo, es simplemente ya una capa de ejecución para este otro. Desde comunicación, correo electrónico, redes sociales, almacenamiento de archivos en la nube, videoconferencias, edición de documentos. Prácticamente cualquier tarea que no requiera aplicaciones de nicho (como la edición multimedia) es ahora posible realizarla con una aplicación web, o incluso desde un teléfono móvil.

Y es que, si recordamos la razón por la cual la mayoría de las personas con una computadora personal utilizabamos Microsoft Windows forzosamente era por la compatibilidad de aplicaciones que ahora se ha vuelto irrelevante. Incluso el producto estrella de la compañía, Microsoft Office, el otrora escencial paquete de «ofimática» se ha descontinuado de manera física y la compañía ha estado empujando a los usuarios a que se migren a Office 365, la misma suite pero en la nube.

¿Qué pasa con las aplicaciones de nicho para contadores, administradores, abogados, médicos, etc? Para cualquiera de estas industrias hay prácticamente ya una oferta SaaS que te permite llevar control de una empresa, CRM’s, ERP’s, expedientes clínicos, bibliotecas legales y fiscales. Ya no hay necesidad de utilizar un sotware «instalable» de un CD/DVD, rayos, ya ni siquiera se venden computadoras con estos dispositivos!

La web es el nuevo sistema operativo

Todo esto me lleva al tema principal, que es, el duopolio actual en tecnología entre Apple y Google. Si bien Microsoft sigue siendo sumamente relevante, su crecimiento se ha estancado en los productos que alguna vez fueran su principal fuente de ingresos y en realidad la (muy buena) sustentabilidad de la compañía se basa ahora en servicios en la nube como Azure (principal competencia de Amazon Web Services) y soluciones de software corporativas. Microsoft perdió el mercado de consumo, lo sabía y cambió su estrategia desde que dejaron morir por la paz aquella extraña plataforma Windows Phone y su fracaso con la adquisición de Nokia.

Y es que como mencioné, prácticamente casi todas las empresas de software están migrando «a la nube» o poniendo especial atención a sus productos móviles, incluso compañías como Autodesk, famosa por Autocad, tiene versiones de sus productos para iPad, Adobe su photoshop para la web, y aunque, por obvias razones, aun hay limitantes, los resultados del trabajo y/o contenido que podemos obtener utilizando estas herramientas la mayoría de las veces cumplen con el 90% de las necesidades de cualquier usuario.

Pero el «rey» de la web es Google, sin lugar a dudas. Lo que antes fuera sinónimo de correo con Hotmail lo es ahora con GMail, que tiene acaparado el mercado, y si a eso le sumamos el aumento en uso de los productos de la misma compañía que ofrecen una gran integración como el calendario, documentos, hojas de cálculo, presentaciones y videoconferencia entonces tenemos una plataforma muy poderosa.

El futuro de los sistemas operativos

Siendo yo un adicto a los productos de Google, el día que me enteré de la noticia de que la compañía lanzaba un equipo de cómputo propio, con un sistema operativo enfocado en la web, mi escencia de geek alcanzó el nirvana, pero, como con otros experimentos fallidos, me llevé una decepción. Mi primer equipo con este nuevo sistema operativo llamado ChromeOS, una Samsung Chromebook de 1a generación era una bonita laptop con el navegador de Google glorificado; fuera del navegador, el equipo era prácticamente inútil.

Sin embargo, y como muchos de sus otros productos, Google apostó por invertir en una tecnología que si bien inmadura, tenía grandes posibilidades de madurar y convertirse en un producto viable, dada la tendencia que llevaban las tecnologías de aplicaciones web. Casi 8 años después, y con 89 iteraciones del sistema operativo desde su lanzamiento, ChromeOS se ha convertido en un producto real, tan real que se ha popularizado tanto en las famosas chromebooks que se encuentran ya prácticamente en cualquier tienda de electrónicos, al lado de cualquier otra PC con windows o una Macbook.

Adopción acelerada

Esa tecnología que parecía solo un juguete para geeks y nerds se convirtió rápidamente en los últimos años en uno de los productos comerciales más exitosos de la compañía. Tanto así, que no es raro ver en Estados Unidos la implementación de dicha tecnología para estudiantes en el llamado sistema K-12, es decir, desde kinder hasta preparatoria. Con un increíble 60% de participación en dicho sector, estos equipos se han vuelto ya el estándar de facto para escuelas públicas en aquel país y la tendencia sigue a la alza.

Y es que incluso en un reporte de IDC, el muestreo da unos números que sobrepasan las ventas de equipos de Apple como Macbook Pro/Macbook Air; con un 7.5% de ventas para la compañía de la manzana y un 10.8% para Google llevandose obviamente Microsoft el resto.

El sistema casi perfecto

Pero ¿Es ChromeOS el sistema operativo perfecto? Claro que no, aunque cuenta con la gran ventaja de delegar la calidad de las aplicaciones a terceros, es decir, mientras Apple ha diseñado hermosas y funcionales aplicaciones de escritorio para su propio sistema operativo, con gran integración entre sí y sus dispositivos móviles, fuera del ecosistema de Apple, estas son prácticamente irrelevantes. Cuando podemos hacer prácticamente casi cualquier actividad desde aplicaciones web, las aplicaciones nativas se vuelven casi irrelevantes.

Y siendo ChromeOS un sistema operativo enfocado absolutamente en sacar el potencial de aplicaciones web, las posibilidades son infinitas. Cualquier servicio o aplicación que podamos ejecutar en el navegador es compatible y esto, en conjunto con la adopción de las llamadas «PWA’s» solo aumentará su adopción.

A pesar de que ChromeOS inició como un simple navegador glorificado, al día de hoy tenemos muchas más funcionalidades que lo hacen útil para varios perfiles; hoy en día se puede imprimir, escanear, utilizar webcams y dispositivos externos, sincronizar con teléfonos android, etc. Probablemente dos de las características más poderosas son la posibilidad de instalar y ejecutar aplicaciones del Google Play Store, es decir, aplicaciones de Android y por otra parte Crostini, una capa dentro del sistema operativo que nos permite ejecutar Linux e incluso aplicaciones gráficas del mismo de manera nativa lo cual vuelve estos equipos viables para desarrolladores/programadores.

Conclusión

Definitivamente ChromeOS es, al día de hoy, al menos para mi, una alternativa real a cualquier otro equipo o sistema operativo. Desde actividades de ocio hasta trabajo, puedo hacer prácticamente todo lo que necesito.

Las últimas versiones, en particular del año pasado, se han enfocado en pulir pequeños pero importantes detalles que extrañaba por ejemplo, de Linux, mi sistema operativo principal de trabajo. Y aunque aun sigo utilizando el sistema del pinguino en mi computadora de escritorio (así como Microsoft Windows) cada vez me veo constantemente prefiriendo utilizar my pixelbook con ChromeOS.

Multiples cuentas, almacenamiento en la nube, escritorios virtuales, terminal, Linux, sistema de notificaciones, etc. A pesar de tener algunos puntos que aun necesitan detallarse (como el administrador de archivos que sigue siendo bastante básico) me parece que el sistema ha llegado a un punto donde por fin, puedo decir «Creo que me equivoqué».

Así que, probablemente, mi siguiente laptop, vuelva a ser una Chromebook eventualmente. Les comparto una galería con mi «setup» actual:

Publicado entecnología

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.