Saltar al contenido

Idealizar las cosas

Este año alguien me dijo que mi «problema» era que romantizaba e idealizaba mucho las cosas y a las personas. Esperar algo de los demás o, incluso, idealizarlos dicen que es una receta segura para el fracaso ¿Tendríamos que ser siempre prágmaticos o estóicos?

Supongo que, como todo en la vida, la respuesta es un «Depende». Todo requiere un balance. Támpoco podemos ir por la vida pensando que todo es «color de rosa», pero me parece que, irónicamente, la vida pierde todo sentido cuando queremos razonar absolutamente todo a nuestro alrededor.

Creo que conforme crecemos y nos decepcionamos de lugares, cosas y sobre todo, personas, comenzamos a desarrollar este disgusto y el famoso discurso de poner los pies en la tierra.

Me niego a creer en eso. El mundo es un lugar vasto con muchas cosas por descubrir. La vida misma nos puede dar sorpresas, buenas o malas, en un abrir y cerrar de ojos.

Qué triste y aburrido es vivir sin vivir. Al final del día, somos humanos, y necesitamos perseguir algo más grande que a veces no es tangible o alcanzable. Lo importante no es obtenerlo, sino continuar en la aventura de buscarlo. Si esto es idealizar entonces sí, idealizo las cosas.

Me gusta abrir los ojos y estar vivo
Tener que vérmelas con la resaca
Entonces navegar se hace preciso
En barcos que se estrellen en la nada
Vivir atormentado de sentido
Creo que esta sí es la parte más pesada

Fito Paez – Al lado del camino

Publicado enpensamiento random

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.