Saltar al contenido

Categoría: pensamiento random

El servidor que se caía todas las noches

A inicios de mi carrera trabajé desarrollando algunas integraciones para una compañía de seguros la cual debíamos visitar en la ciudad de Los Ángeles pues en ocasiones las cosas simplemente no funcionaban y antes de tiempos de «La Nube» había que arreglar y depurar las cosas on-site. En una de esas largas sesiones nocturnas cuando no encontrábamos el problema por el que estábamos ahí, uno de los administradores de sistemas nos contó una historia bastante peculiar sobre un servidor que se «caía» o reiniciaba cada noche.

Desestigmatizando al «saltamontes laboral»

Hay una historia que me gusta contar cuando hablo de posiciones laborales, la de «Mauricio«. Mauricio era un conocido de otro conocido y mientras comíamos y bebíamos en un restaurante, uno de una importante cadena nacional por cierto, mientras todos estos hombres de «cierta edad» presumían sus logros, Mauricio comenta: «Pues yo he sido gerente del grupo ‘X’ por más de 10 años…» a lo que mi otro conocido le contesta: «Hermano, mejor hubieras dicho que estuviste 10 años en la cárcel«, todos se rieron y a Mauricio se le cortó la inspiración.

El placer de las cosas simples

Hoy mientras venía manejando de vuelta a casa comenzaba una canción de Boston, «More than a feeling» que me encanta y que además me trae excelentes recuerdos de mi adolescencia cuando la escuché por primera vez (coincidente con mi primer noviazgo) y que continué escuchando hasta llegar al estacionamiento de casa, justo cuando estaba a punto de apagar el carro, en el clímax de la melodía, decidí simplemente apagar las luces y dejar el radio prendido para disfrutar el último verso o cierre …pero, ¿Para qué? Bien podría haberla escuchado una y mil veces más en cualquiera de las decenas de dispositivos con los que cuento en casa, ¿No?