Saltar al contenido

Categoría: general

Cualquier tema general.

Bailar sobre las cenizas de los cuerpos

Les decían «chalinillos» y mi madre no nos dejaba juntarnos con ellos. Nuestros vecinos, claramente eran «diferentes a nosotros«, con sus botas piteadas o huaraches y sombreros. Así como un «caifan» a principio de los 90’s era un término despectivo para referirse a lo que debiera ser un vago rockero, un chalino o «macuarro» era la definición del sombrerudo, gritón y escandaloso con una actitúd particularmente desafiante. Nadie los quería, ni debía quererlos, pero mi hermano, y yo, a mis 6 años, no sabíamos nada de estratos sociales.

Deja un comentario

Una historia de ghosting y humildad

Cuando salí de Conekta en Diciembre de 2019, poco sabía como iban a cambiar nuestras vidas tan solo en unos meses. Salí decidido a volver a emprender y en el «inter» iba a freelancear o dar consultoría, lo cual hice algunos meses hasta que me dí cuenta que la situación de la pandemia iba a ser larga por lo cual decidí que no era el momento adecuado y buscar empleo formal de nuevo. Comencé a contactar empresas y como era de esperarse, en varios de los procesos me dejaron «tirado» o lo que se conoce como ghosting.

Deja un comentario

El que no enseña no vende, y el que no miente tampoco

Viajes a Dubai y a Miami, autos deportivos BMW, camionetas de lujo Mercedez Benz, bolsas Chanel y Louis Vuitton, relojes Rolex, todo esto, claro, «modelado» por personas atractivas y con cuerpo de gimnasio. La mercadotecnia de los «influencers» y las celebridades de Internet es la manera en que ahora se nos venden productos, ideas y cultos sin embargo, el factor clave, y del que me gustaría hablar hoy, es la mentira. La mentira de un estilo de vida inexistente e inalcanzable que, mezclada con la desesperación, necesidad o, la mayoría de las veces, ambición y holgazanería del consumidor, se vuelve en un negocio inmoral y peligroso no solo para los bolsillos sino para la salud mental.

Deja un comentario

Mi hijo (no) va a ser programador

Recuerdo en mis años de primaria que varios de mis compañeros iban los fines de semana a entrenar baseball. En Sonora, estado donde nací/crecí, este deporte es bastante popular y muchos de los papás de mis compañeros de salón eran aficionados de dicho deporte lo cual, naturalmente, heredaba la responsabilidad del gusto por dicho deporte a los hijos, quisieran o no. Algunos papás eran tan aficionados que, a pesar de que su hijo era malísimo, insistían en inscribirlos en las ligas infantiles. El clásico caso de los padres frustrados.

2 comentarios

Mi (otro) top 5 de canciones religiosas y de fe

Hace algunos posts escribí sobre este mismo tema solo que con un twist; aunque las canciones tienen un transfondo espiritual o religioso, lo hacen ya se a manera de protesta, análisis o crítica. En esta ocasión quise compartirles otros 5 temas pero donde el mood es precisamente lo contrario, es decir, canciones con una especia de sensación de oda hacia la fé, sobre todo al Cristianismo.

Deja un comentario

Esta es la razón por la cual tu tech startup seguro va a fracasar

¿Por qué alguien que nunca en su vida le ha apasionado la cocina o siquiera comer por placer habría de poner una carreta de tacos? Lo mismo sucede con la tecnología; el famoso «FOMO» o la creencia de que se tiene algo increíble en la mente y se nos va a pasar la oportunidad.

Deja un comentario

Fácil viene, fácil se va (o cómo no hacer engagement)

Una de las (relativamente) nuevas funcionalidades de LinkedIn son las famosas reacciones. En un intento por volver a la plataforma más interactiva la compañía decidió agregar estos botones para «reaccionar» a las publicaciones de sus usuarios y pronto se volvió popular al grado de plagar nuestros «timelines» con todo tipo de publicaciones que van desde encuestas sobre temas triviales de trabajo hasta temas tan irrelevantes como qué tipo de bebida energetizante preferimos. ¿El objetivo? Como siempre, el famoso «engagement» o vender.

1 comentario