Saltar al contenido

Gustavo Rubio Entradas

Mi hijo (no) va a ser programador

Recuerdo en mis años de primaria que varios de mis compañeros iban los fines de semana a entrenar baseball. En Sonora, estado donde nací/crecí, este deporte es bastante popular y muchos de los papás de mis compañeros de salón eran aficionados de dicho deporte lo cual, naturalmente, heredaba la responsabilidad del gusto por dicho deporte a los hijos, quisieran o no. Algunos papás eran tan aficionados que, a pesar de que su hijo era malísimo, insistían en inscribirlos en las ligas infantiles. El clásico caso de los padres frustrados.

El falso sentido de la libertad de expresión en el ambiente laboral

Con la álgida situación que se vive actualmente en la sociedad entre temas bastante delicados desde la violencia en contra de las mujeres, el aborto legal, la discriminación a quienes se identifican como LGBTQ, espectros políticos, etc. no es difícil entender porque algunas empresas toman ciertas decisiones (o estrategias) para aminorar los problemas de comunicación y sobre todo de polarización que estos temas generan en el ambiente laboral. El problema más grande que nos encontramos, según mi punto de vista, es una falta real de libertad de expresión e ideas.

El mejor sistema operativo del mundo

Una cosa es segura; el «escritorio» está muerto, es decir, los sistemas operativos tradicionales como Microsoft Windows, Apple macOS y Linux han dejado de ser relevantes y hay dos razones muy poderosas, el advenimiento de la web como plataforma para hacer prácticamente todo y finalmente la adopción de smartphones que ya llegaron a reemplazar en número las computadoras personales. ¿Siguen siendo entonces relevantes los sistemas operativos de computadora?

Mi (otro) top 5 de canciones religiosas y de fe

Hace algunos posts escribí sobre este mismo tema solo que con un twist; aunque las canciones tienen un transfondo espiritual o religioso, lo hacen ya se a manera de protesta, análisis o crítica. En esta ocasión quise compartirles otros 5 temas pero donde el mood es precisamente lo contrario, es decir, canciones con una especia de sensación de oda hacia la fé, sobre todo al Cristianismo.

OK ZOOMER!

La eterna batalla entre los «has-been» y la frescura de las nuevas generaciones, nada nuevo. Alguna vez fui in inverbe puberto y renegaba de las cosas de los «viejos» pero ahora me toca ya estar del otro lado. ¿El tema actual? Pantalones baggy o «aguados» VS skinny jeans.